PETITES HISTÒRIES

Confinamiento

Deixa un comentari

Seguía atrapado allí dentro. Debía hacer unos dos meses que lo separaron de su madre y hermanos, y se lo llevaron no sabía donde. El traslado lo recordaba con gran aturdimiento. Y desde entonces lo tenían en aquella especie de jaula.
Los veía ir y venir a su alrededor. Había intentado comunicarse con ellos aunque sin éxito. Pensaba que quizá con el niño sería más fácil, pero…
¿Qué podía hacer siendo un hámster? Seguiría corriendo en su rueda…


Anuncis

Autor: M.Carme Marí

Twitter: @carme_tuit Blog: https://PetitesHistories.wordpress.com

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s