PETITES HISTÒRIES


2 comentaris

Derecho a la intimidad

Aquel ser diminuto que golpeaba la lente desde el otro lado se revelaba a que se expusieran sus vergüenzas a toda la clase. Si querían seguir mirándolo con el microscopio, como mínimo que le dieran unos calzones. Si no, que buscaran a otro para observarlo en las prácticas de biología.


  •  Presentat a Relatos en cadena 2014-15 amb la frase inicial donada: “Aquel ser diminuto que golpeaba la lente desde el otro lado”.