PETITES HISTÒRIES

El hombre íntegro

Deixa un comentari

Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad y por ello iban a condecorarlo. En la comisaría era difícil saber en quién se podía confiar, pero él no presentaba dudas, siempre perseguía la verdad. El día de la ceremonia al ponerle la insignia, la aguja, previamente empapada en veneno de efecto lento, no se clavó en la ropa sino en su pecho. Ya no entorpecería más las investigaciones con sus interminables preguntas.


Anuncis

Autor: M.Carme Marí

Twitter: @carme_tuit Blog: https://PetitesHistories.wordpress.com

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s