PETITES HISTÒRIES


Deixa un comentari

Esa feroz devoradora

Quiero un abogado que defienda mis sueños. No acepto por respuesta a mi petición una inadmisión por improcedente: hemos de obviar los formalismos y llegar al fondo de mis necesidades. La encausada es la rutina. Sí, señoría, júzguenla, por implacable. Busco a un letrado que llame a testificar a mis ilusiones, aunque le cueste encontrarlas, aunque las tenga que localizar con ultrasonidos por mi yo más primigenio. ¿Qué les ha pasado? Les exigiremos responsabilidades. Y debemos destapar la caja de Pandora que acumula mis miedos, dejar que se vayan lejos, que no me contaminen más. Espero que se me concedan nuevas esperanzas para seguir con el día a día. Ahora ya es urgente. He de conseguir cuanto antes un fallo favorable en el tribunal de la vida. ¿Algún abogado en la sala?


Anuncis


Deixa un comentari

La bufada d’en Rinus

En Rinus, el rinoceront, tornava a estar sol. Havia estat acompanyat per la seva parella durant un temps, però abans que nasqués la cria la futura mama rinoceront va marxar. És així la vida dels mascles, solitària, des de sempre, i mai s’han plantejat que pugui ser diferent.

Un dia en Rinus es va fer mal amb una branca en una pota i no podia moure’s. Va estar de sort en ferir-se al marge del riu, perquè allí tenia aigua per beure i plantes al voltant per anar menjant. Però va arribar el dia en què se li van acabar les fulles que el rodejaven i ja no arribava a les que estaven més lluny ni rodolant per terra. Quan va intentar aixecar-se, una fiblada de dolor el va travessar i es deixà caure un altre cop a terra.

Així estava, lamentant-se a la riba, quan travessaren el riu alguns animals. Com tenia per costum els va deixar anar un rugit per espantar-los, i zebres i gaseles van marxar ràpidament. Però un cop havien creuat, es van aturar en veure que el rinoceront no es movia:

– Doncs és cert el que diuen, està ferit!, i no es pot moure –va dir una gasela.

– I si l’ajudem? – preguntà una zebra de les més joves. Continua llegint


Deixa un comentari

Premonición

  • Relat inspirat en la música i la imatge (fotografia de Rafa Olivares) següents:

Nacho Cano “Al encuentro del alma” (Instrumental)

Nuestra música. Cuando tocábamos esa pieza se fundían nuestras almas. Estábamos tan unidos…

Sin él no quiero tocar, sólo refugiarme en la capilla del torreón contemplando las velas, abstraída. El otro día sentí esa melodía rodeándome, fue como si él me visitara desde el más allá. Le oí en mi cabeza, me decía que uno de nosotros moriría, que apagaría la vela más alta si era el de más edad. Pero no, fue la más chica la que se apagó. Y en dos días murió la dulce Leonor.

Hoy he vuelto a oír esa melodía y nos hemos acercado a la capilla. Estamos ante las velas, esperando su mensaje. Las llamas oscilan. Tú, que estás leyendo, ¿ves cuál se apaga? ¿Cuántos años tienes?


  • Presentat al Monstruoscopio d’Esta noche te cuento – relat amb un màxim de 100 paraules inspirat en la imatge i música assignades a cada participant.

[Enllaç al text al blog Esta noche te cuento]