PETITES HISTÒRIES

Duda

Deixa un comentari

Los jadeos que le llegan del otro lado de la pared le ponen taquicárdico. Y es que su habitación toca con la de los vecinos y las paredes no son como las de antes.
Desde que llegaron Juan y Lorena no sabe qué hacer.

A veces se va de casa, como el día que oyó a Lorena preguntar a Juan por su body con bordados en las zonas erógenas, tapándole los ojos y haciéndole reseguir los dibujos con los dedos y la lengua.

Pero hoy llueve y no le apetece salir.
La pareja ha empezado suavemete, con gemidos y risitas, y se ha ido animando.
Él por su parte ya ha puesto música, se ha ido un rato a la cocina, luego ha encendido la tele y ahora quiere echar una siesta, pero todavía siguen de fiesta.
Se resiste, aguantando la tentación de ceder a sus impulsos, cuando le llega claramente la voz de Lorena: “Juan, rodéame los pezones de nata, será la vegetación de mis volcanes. ¿Vendrás a erupcionar entre mis cimas?”
Y no puede más. Se desabrocha los pantalones y empieza a jugar él también, incrementando la velocidad acorde con los golpes rítmicos que le devuelve la pared.

Cuando terminan, al parecer los tres a la vez, se siente mal.  Avergonzado, se viste, se pone el alzacuello blanco y sale con el tiempo justo para llegar a misa de 8.
Por el camino piensa que tendrá que cambiar de piso.
O quizá no.


—>> Relat seleccionat i publicat al volum recopilatori!!

Advertisements

Autor: M.Carme Marí

Twitter: @carme_tuit Blog: https://PetitesHistories.wordpress.com

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s