PETITES HISTÒRIES

Ifrit

Deixa un comentari

Andrés, cansado de la sociedad actual con incontables juicios y demandas por la codicia humana, tuvo claro su deseo cuando le preguntó el genio de la lámpara: “Quiero ir a un tiempo en que los abogados no seamos necesarios”. Se imaginaba viajando a un pasado idílico, esperaba aparecer en un pueblo con el aire oliendo a especias, donde poder vivir en armonía con personas de buen corazón. Pero fue a parar al futuro, a un mundo saturado de aparatos electrónicos que lo controlaban todo. Era un régimen totalitario con tarifas para cualquier actividad, donde los ciudadanos no podían protestar ni reclamar justicia pues se había abolido el poder judicial. “¡No era ese mi deseo, Genio! ¡Quiero ser el abogado defensor de estos pobres infelices!” gritaba cuando sonó el despertador. Ese día Andrés acudió al juzgado con una sonrisa.


Autor: M.Carme Marí

Twitter: @carme_tuit Blog: https://PetitesHistories.wordpress.com

Deixa'm un comentari! (no cal donar cap dada personal, es poden deixar en blanc)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.