PETITES HISTÒRIES

Negrobigote

Deixa un comentari

Érase una vez un príncipe y su malvado padrastro que, como no soportava pensar en ser reemplazado, ordenó su abandono en el bosque. El joven encontró una casa, con unas camas enormes. Llegaron siete gigantescas mozas que lo acogieron. Allí bailaba sin cesar (en palacio lo tenía prohibido).
Cuando el padrastro supo dónde estaba, disfrazado, pasó a ofrecerle al chico un melocotón hechizado. Ellas, al volver, lo encontraron en el suelo. Le inyectaron un antihistamínico, por si era alérgico al melocotón, y despertó. Él se quedó a vivir con las muchachas, que fueron las productoras de su espectáculo de danza.


Autor: M.Carme Marí

Twitter: @carme_tuit Blog: https://PetitesHistories.wordpress.com

Deixa'm un comentari! (no cal donar cap dada personal, es poden deixar en blanc)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.